Súper 5:
Estrategias para el éxito en
la escuela

Cuando se trata de la educación de tu hijo, te conviertes en un Héroe del Aprendizaje, y tus superpoderes consisten en conocer los intereses, los hábitos y la personalidad de tu niño. Combina este conocimiento con un claro entendimiento de cómo apoyar el aprendizaje de tu hijo y el cielo será el límite.

Use los Súper Cinco para comenzar y encuentre las respuestas a estas importantes preguntas por medio de recursos que son fáciles de usar y videos de Learning Heroes, la Asociación Nacional de Padres y Maestros, Scholastic y otros.

  1. Comenzar con éxito

    En la actualidad, las escuelas enseñan habilidades para la vida real, como el
pensamiento crítico y la resolución de problemas, a n de preparar a los estudiantes para el éxito en la universidad y en la vida. Descubre lo que se espera que aprenda tu hijo este año y cómo saber si está encaminado.

  2. Respaldar el aprendizaje en cualquier lugar

    Encuentre formas fáciles de integrar el aprendizaje en la vida de sus hijos. Exploren juntos su comunidad leyendo las palabras e información de los carteles, poster y demás. Descubran lo divertido que es leer libros, diarios y revistas, y disfruten juntos de los juegos de aprendizaje en línea. En el supermercado, pídale a un niño mayor que sume el precio de los artículos. Pídale a un niño más pequeño que busque palabras graciosas que rimen. ¡Haga que la tarea sea una actividad divertida en la casa!

  3. Mantenerse conectado

    Tú, tu hijo y el maestro de tu hijo son socios. En la primera reunión con su maestro, lleva el informe de prueba estandarizada más reciente de tu niño y pregunta qué signi cada tienen los resultados para el año siguiente. Averigua qué puedes hacer en tu casa para ayudar.

  4. Hablar abiertamente

    Compartan expectativas e inquietudes en familia. Pregúntale a tu hijo qué es lo que más lo entusiasma y qué lo pone más nervioso respecto del próximo año escolar y por qué y, luego, infórmaselo al maestro. Siéntete orgulloso de saber que eres tú quien más conoce a tu hijo y puedes ayudarlo a desarrollar todo su potencial.